La peda de mis sueños.

Quiero que me digas que me olvide de todas las pendejadas por las que hemos discutido, todas mis pendejadas que nos han herido, que saldrás temprano del trabajo, que me esperas en la estación del metro Hidalgo para vernos y armar algo, que te quieres refregar muy fuerte a mi cuerpo, que me propongas que nos vayamos a tu depa a tirarnos a besarnos en la cama, a estar cómodamente en silencio, a mirarnos hasta que nos dé sueño, a despertarnos hasta que nos dé hambre y nos comamos entre nosotros como si todo en la vida, en la pinche vida valiera la pena, que me propongas jugar con tu PS3 mientras tú juegas con mi cuerpo, que después me tomes de la mano y me lleves hasta el OXXO a comprar cervezas y regresar al depa a ponernos una peda que nos haga olvidar que tengo que regresar temprano a casa, que nos haga olvidar que mañana tienes que levantarte temprano para ir al trabajo, que nos haga olvidar que nos hemos fallado, que nos haga olvidar que existen los demás porque sólo existimos tú y yo, que nos haga olvidar que hemos llorado, que nos haga tener muchas ganas de seguir amándonos, una peda que nos haga más fuertes, que nos haga reír hasta quedarnos sin dientes, que nos haga besarnos más intensamente, que nos haga unirnos cada vez más, una peda que nos haga tener ganas de jamás volver a amar a alguien más, una peda que nos mantenga ebrios de amor por los siglos de los siglos…

a.a

33 notas
Para que no te pinches vayas.

Puedes irte con alguien más, con quien puedas amanecerte en las fiestas, que te pague la cerveza, que te llene de ostentosos e innecesarios regalos, que te exija poco, que te encienda siempre los cigarros, que le caiga mejor a tus amigos, que no te lleve a sus aburridas fiestas familiares, que te lleve de viaje, que te ayude a no estorbarte, que te cuide cuando enfermes, que te pague los pasajes, que no te ponga etiquetas, que no se enoje cuando llegues tarde, que no te grite que te estás acabando su juventud, que no vea tus defectos, que no te ate a sus costumbres, que sólo exalte tus virtudes, que tenga tiempo para ti siempre que lo necesites, que no te hable de fútbol o de política o de religión, que sepa comportarse cuando van caminando en la calle, que te diga sólo lo que quieras escuchar, que no se queje si alguna vez te pones más borracho, que no juegue con tu cabello, que no quiera comprometerse más de la cuenta contigo, que no te pida convivir más con tus padres, que no hable con voz de pendeja después de que la beses, que no sueñe con casarse contigo, que tenga tus mismos gustos literarios, que no tome tu mano cuando van caminando, que no te presente a sus amigos, que no te haga sentir que se están amando, que no te hable de un futuro o de un “para siempre” juntos, que comprenda cada vez que no quieras estar con ella, que siempre te abra las pinches piernas, que no se frustre por cada vez que no te vea… Sí, puedes irte. Pero mejor quédate a ser libre conmigo, a que se nos acabe la vida atados como dos pinches esclavos el uno del otro, que encuentran la felicidad con sólo mirarse y querer devorarse y al amanecer querer destruirse cada vez con más fuerza; construyendo vivencias, creando recuerdos, anclados el uno al otro hasta los pinches huesos hasta que sintamos que la vida no es vida si no nos estamos amando, besando, penetrando, rozando o matando.

a.a

A Leonardo, como todo lo demás que vomito frente a la computadora. Semper fidelis.

31 notas

image

Teoría de la formación de las galaxias color púrpura.

Se te muere por dentro todo lo que vas sintiendo. Quisieras correr de tu propia desgracia. Quisieras luchar hasta hacerte algo grande, bien grande. Pero se queda sólo en querer. Todos quieren cosas: mercadotecnia que infecta masas como si no hubiese un mañana. No lo hay. Todos buscan el amor, están perdidos. Se te muere por dentro todo lo que vas creyendo. Amas, sientes, besas, te entregas; te traicionan, dejas de sentir, dejas de creer. Se te muere por dentro todo lo que vas soñando. Has dejado de mirar el cielo. Te vas rompiendo. Pero te gusta pensar que algún día volverás a empezar. En el camino te has tropezado cientos de veces con las piedras que la vida te ha ido arrojando. Y cientos de veces más, te volverás a tropezar. Se te ven muy bien tantas heridas que te ha hecho el amor. Te mueres por dentro, te rompes por fuera. Te gustan mucho los moretones, te parecen galaxias atrapadas bajo la piel con un determinado tiempo de duración. Duran lo que tienen que durar: sólo para recordarte una vez más que la vida deja de doler hasta que dejas de disfrutarla. Te gusta pensar que la próxima vez que te vuelvas a enamorar dolerá más fuerte. Porque uno tiene que ir amando cada vez con mayor intensidad: amar, sentir, besar, entregarse; ser traicionados, dejar de sentir, dejar de creer y volver a empezar, pero esta vez más fuerte; más catastrófico, más caótico, más desesperadamente intensamente magistralmente fuerte. Y así es como te pones a las órdenes del amor, para cuando alguien tenga hambre de destrucción. Porque inconscientemente es lo que todos en algún momento buscamos siempre. Se te muere por dentro todo lo que vas construyendo, y qué más da, mañana puedes volver a empezar. Siempre se puede volver a empezar. O por lo menos eso te gusta pensar.

a.a

33 notas
Soy completamente de ti.

Todo este desorden
y angustia
y miedo
y enfermedad
y fracaso
e inestabilidad emocional
es tuyo.

Nada de lo que soy me pertenece.

24 notas
Oxímoron

Somos un lugar. El lugar en donde todo tiene final. El lugar en donde me besaste por primera vez. El lugar en donde estamos cómodamente en silencio. El lugar desde donde me escribes que me quieres. El lugar en donde me lames despacito. El lugar en donde piensas que me estás arrancando la ropa cuando en realidad me estás arrancando la vida. El lugar en donde escondes tus miedos. El lugar en donde somos y dejamos lo que fuimos para ser y estar unidos. El lugar en donde suena tu guitarra. El lugar en donde me llamas de madrugada. El lugar que no odio. El lugar que amas. El lugar que nos mantiene distantemente cerca. El lugar que te convierte en el dolor que quiero sentir hasta mi último amanecer. El lugar en donde siempre es canícula. El lugar en donde te quieres quedar. El lugar que nos destruye. El lugar que nos cobija. El lugar en donde siempre es noviembre. El lugar que se convierte en nuestras manos entrelazadas. El lugar en donde me sigues queriendo a la siguiente mañana. El lugar en donde nos perdonamos con lengüetazos. El lugar al que pertenecemos. El lugar en donde nos acostamos y ovillamos. El lugar en donde no siento miedo. El lugar en donde nunca imaginamos que llegaríamos a estar. El lugar que se convierte en la vida que quiero vivir contigo. El lugar que nos enjuaga el polvo y nos limpia la suciedad. El lugar en donde me prometes que todo va a estar bien. El lugar que nos mantiene distantes de la sociedad. El lugar desde donde miramos irse todo al carajo mientras nosotros nos mantenemos a salvo. El lugar desde donde me gusta contigo fracasar. El lugar en donde siempre podemos volver a empezar.

a.a

23 notas
El ciclo del amor que jamás fue amor.

Le interesas. Le gustas. Te busca. Te pide que salgan. Te besa. Te procura. Te pide que sean pareja. Te dice que te quiere. Te quiere. Te pide que no cambies. Te dice que te ama... Le dejas de interesar. Le dejas de gustar. Te deja de buscar. Ya no salen. Ya no te besa igual. Ya no te procura. Te pide un tiempo. Ya no te dice que te quiere. Ya no te quiere. Te dice que has cambiado. Nunca te amó. 

a.a

33 notas
Jamás probar.
Jamás fracasar.
Da igual.
Prueba otra vez.
Fracasa otra vez.
Fracasa MEJOR. Samuel Beckett
20 notas
La importancia de enamorarse de vez en cuando, para toda la vida.

Acércate un poco que te quiero besar la risa y el suspiro y los abrazos y los “quédate conmigo” que salen de tus labios y tocan mis mejillas y se escurren entre los dedos de mis manos que te acarician la cara y te buscan el cuello para tocarte en silencio hasta que no se escuche más que tus gemidos pronunciando mi nombre mientras te pido que no dejes de quererme como hasta este día o hasta que decidas que es tiempo de tirarme por la alcantarilla y hundirme entre tanta porquería aunque ahora no importa pensar en lo que harías si ahora estás a mi lado y puedo aún acariciarte con las manos tanta historia que se te sale por los ojos cada vez que me miras y me dejas pensando que después de ti no existe ninguna salida porque aún me puedo lamer los dedos después de haberte tocado el cuerpo entero y quizás buscas que nunca me canse de decirte las ganas que tengo de arrancar del firmamento el cielo entero y ponerlo entre tus manos que acarician los astros que son mis ojos mirándote decirme que me quede contigo hasta el próximo fin de semana y entonces me tiro al suelo y te grito en silencio que mejor me quedo contigo hasta el fin de todos los tiempos.

 

a.a

39 notas
GODSPEED: Rimas pobres en contra de la era moderna.

ashauri:

Que se mueran los que sienten que han logrado algo en la vida.

Que se mueran los que se escudan en su experiencia.

Que se mueran los viejos que no lograron nada por miedo.

Que se mueran los que no destruyen sus creencias.

Que se mueran todos los sabios y los educados.

Que se mueran…

184 notas
Cliché.

Olvida los poemas improvisados
en las servilletas del restorán,
las citas a ciegas,
el café a las siete de la noche
los viernes en tu cafetín
favorito de Coyoacán,
las paletas de chocolate
envueltas en papel celofán,
las ridículas canciones de amor
que le encanta a la mayoría de la gente,
los besos afuera del metro Insurgentes,
los globos en forma de corazón,
los mensajes al celular de madrugada
auspiciados por la fiesta que
te alcoholizó,
los arrimones involuntarios en el metrobús
a las once de la noche,
la luna que jamás nos hemos de bajar,
las comidas familiares para quedar bien
con tus papás,
los ramos de rosas,
la plancha del Zócalo capitalino lista para
vernos caminar de la mano…
olvida también,
a qué saben todos esos clichés
de amor eterno para los que no estamos
tú y yo hechos.
Olvídalos, lo nuestro va más allá de todo eso,
más allá de todo lo que hemos
y no hemos aún vivido,
lo nuestro es verdadero.

a.a

28 notas